Síguenos en las Redes Sociales

Una gatita calificada como «artista del escapismo» hace que su dueño pregunte por los AirTags como último recurso. Las respuestas de los otros usuarios fueron contundentes

Apple

Una gatita calificada como «artista del escapismo» hace que su dueño pregunte por los AirTags como último recurso. Las respuestas de los otros usuarios fueron contundentes

Una gatita calificada como «artista del escapismo» hace que su dueño pregunte por los AirTags como último recurso. Las respuestas de los otros usuarios fueron contundentes

Todo lo que tiene que ver con los AirTags me fascina, incluso antes de haberlo podido analizar. Es un producto que juega mucho con el ecosistema «Buscar» de Apple pero cuando comenzaron sus rumores muchos nos planteábamos si la compañía de verdad se planteaba lanzar algo así. En mi opinión, era un producto con poco margen de sorpresa respecto a la competencia.

El caso es que sí sorprendió: el ingenioso uso que se hace de la red Buscar permite que se convierta en una pequeña baliza Bluetooth que utiliza cualquier dispositivo de Apple con conexión a Internet cercano. Esto evita disponer de conexión propia, y gana respecto al GPS su uso en interiores (aunque al aire libre no tenga su precisión).

Desde el primer momento, la compañía dejaba claro su uso: localizar objetos, no personas ni seres vivos, ya que la falta de precisión podría ponerlos en riesgo si confiamos en los AirTag como principal dispositivo de búsqueda. A pesar de ello, hemos visto como utilizarlos en ciertos casos controlados (y no para confiar completamente la localización de alguien) ha dado lugar a buenas noticias. Por ejemplo, la de aquel perrito perdido y localizado por su dueña o el patinete robado cuyo ladrón no esperaba la sorpresa que ocultaba.

No se debe usar, pero úsalo «por si acaso»

(Foto de Waffles1842 en Reddit) Chulería gatuna con AirTag.

El caso es que en r/cats de Reddit encuentro un nuevo giro al uso que se le dan en gatitos – algo distinto a cómo lo usamos en perros, bien sea por su tamaño o incluso por su carácter.

El usuario likeistoleyourbike menciona que tiene una gatita en casa al que denomina «una artista del escapismo». Al parecer, esta pequeña felina es como un ninja: es capaz de moverse y salir de casa sin ser vista de ninguna forma, lo que da lugar a «cacerías frenéticas y aterrorizadas que se estaban volviendo ya ridículas». Buscando alguna solución para evitar esto, el resignado dueño de la que llamaremos «Gataninja» preguntó por si los AirTags le podrían servir.

El comportamiento de los gatos difiere un poco al de los perros para llevar los AirTag: había que tenerlo en cuenta

En las respuestas hay un poco de todo, pero el caso de los gatos es curioso por varios motivos: primero, suelen ser más pequeños que los perros, por lo que los collares donde se lleva el dispositivo se puede perder. Y segundo, porque estos geniales gatitos muchas veces se lo quitan ellos mismos y acabaremos encontrando antes el collar, que el propio animal.

Uno de los comentaristas le da una respuesta que parece ser la opión generalizada en el hilo: «no te recomendaría ningún otro que no sea un AirTag». Bajo su experiencia, ha probado con rastreadores GPS dedicados y según su opinión – aunque son más pequeños que los AirTags – tienen muy mala cobertura y hay pérdidas de señal continua.

(Foto de n2d5vu en Reddit). «Lamentarás esto, humano»

Otro de ellos, le da trucos sobre cómo hacer que el gatito se acostumbre al AirTag antes de que éste comience una espiral de violencia hacia el dispositivo: «Pónselo en su collar actual para que se acostumbre y luego compra otro con compartimento dedicado».

Otro usuario es categórico con su experiencia usándolos en sus gatitos: «Les ha salvado la vida a mis gatos: tengo hijos, por lo que las puertas no siempre se cierran de inmediato, y ambos gatos son súper tímidos, por lo que cuando se escaparon, simplemente se escondieron de inmediato … Bajo el cobertizo de un vecino. No tengo ninguna duda de que nunca los habría encontrado si no fuera por los AirTags.» Como conclusión, en su recomendación lo tiene bastante claro «son tan baratos que es una tontería no pensar en ellos al menos como medida de precaución».

La solución para Gataninja acabó con la compra de un collar y un AirTag para ella, teniendo en cuenta los ventajas:

«Solo se cambia la batería una vez al año.
Sirve para un rastreo ligero y no preciso del gato.
Pequeño en comparación con otros rastreadores. He visto a personas publicar sobre el tamaño, pero no hay absolutamente ningún problema, incluso en nuestro gato de 8 libras y 6 meses de edad.
Barato sin gastos mensuales.»

Pero también los inconvenientes de algo así:

«Sin rastreo gps, solo Bluetooth.
La zona debe tener dispositivos Apple cercanos. Si va a algún lugar sin gente alrededor, nunca lo encontrarás.»

Sea como fuere parece que la gente continúa experimentando con los AirTags, que al final se han convertido en un dispositivo de éxito para Apple – que debería usarse sólo en objetos. Sin embargo, si en algún momento sirve para que los dueños de las muchas Gataninjas que hay por ahí están más tranquilos, bienvenido sea.

Imagen | Fondo de Valentina Locatelli y cmbyd10 (Reddit)


La noticia

Una gatita calificada como «artista del escapismo» hace que su dueño pregunte por los AirTags como último recurso. Las respuestas de los otros usuarios fueron contundentes

fue publicada originalmente en

Applesfera

por
Pedro Aznar

.

Continuar leyendo

Más noticias en Apple

Arriba