Síguenos en las Redes Sociales

‘La casa del dragón’ (1×05): el mejor episodio hasta ahora trae otra boda sangrienta llamada a marcar un antes y un después en Poniente

Entretenimiento

‘La casa del dragón’ (1×05): el mejor episodio hasta ahora trae otra boda sangrienta llamada a marcar un antes y un después en Poniente

‘La casa del dragón’ (1×05): el mejor episodio hasta ahora trae otra boda sangrienta llamada a marcar un antes y un después en Poniente

Las bodas en la vida real son sinónimo de felicidad, pero la cosa es muy diferente en Poniente. Los fans de ‘Juego de Tronos’ todavía recordarán qué pasó en el enlace entre Joffrey y Sansa o la salvajada que acabó siendo La Boda Roja. Por ello, a nadie debería sorprenderle que la primera gran boda que vemos en ‘La casa del dragón’ no haya estado libre de percances.

Ya estaba disfrutando con la serie en HBO Max, pero tengo bastante claro que ‘Iluminamos el camino’ es el mejor episodio de ‘La casa del dragón’ hasta ahora. En él se han exprimido todas las virtudes de la serie y no hemos encontrado rastro alguno de sus flaquezas, siendo además un punto de inflexión importante para lo que esté por venir.


Cuidado con los spoilers del episodio de aquí en adelante.

Las claves de ‘Iluminamos el camino’

‘Iluminamos el camino’ deja bien claras sus intenciones desde ese arranque en el que Daemon acaba sin piedad con su esposa. Habrá quien despache esa escena como una nueva muestra de misoginia de este universo, pero lo cierto es que resulta esencial para seguir ahondando en el personaje interpretado por Matt Smith, tanto en su brutal determinación para conseguir algunas cosas como en esa aparente limitación sexual que ya veremos a dónde nos llega.

Sin embargo, Daemon no ha sido el eje de este episodio, pues la serie ha vuelto a incidir especialmente tanto en Rhaenyra como en Alicent. Esta segunda al fin está despertando y entendiendo mejor el lío en el que se encuentra. Es verdad que primero necesita un gran toque de atención de su padre para dudar de la que llegó a ser su mejor amiga, pero a lo largo del episodio queda claro que ya no es esa joven inocente fácilmente manipulable, aunque para ello también sean necesarias tanto esa conversación «fortuita» con Lord Larys como por la confesión posterior de Ser Criston.

De hecho, ese encuentro final con un Ser Criston a punto de quitarse la vida apunta a que ha encontrado un útil aliado de aquí en adelante, y también parece la excusa perfecta para ese anunciado salto en el tiempo que llevará a que ‘La casa del dragón’ cambie las actrices que dan vida a Rhaenyra y Alicent en lo que supondrá el mayor cambio de la serie hasta la fecha. A buen seguro que la fragilidad exhibida aquí por Viserys será algo que llevará a verle aún más deteriorado en episodios posteriores, pero, tal y como Otto ha dejado claro, tanto su reinado como su propia vida tienen las horas contadas.

Dicho esto, el personaje clave de ‘Iluminamos el camino’ ha sido una Rhaenyra cada vez más cómoda en su camino para intentar llegar al Trono de Hierro, pues pronto destierra cualquier posibilidad de hacer lo correcto al rechazar la propuesta de Ser Criston de huir juntos. No tenía duda de su respuesta, pero una cosa es lo que dicen sus palabras sobre que sea una obligación tener que casarse con alguien a quien no ama y otra que cada vez está más claro que la ambición se ha apoderado de ella y simplemente quiere seguir con todo a su gusto.

De ahí también que esa conversación posterior con Daemon antes de que se celebre su boda con Laenor pueda verse tanto como una muestra de crecimiento personal en su papel de sucesora pero también como una antesala de lo que esté por venir en el vínculo que une a ambos. Mucho se ha incidido en que Poniente es un reino machista -que lo es, tampoco nos engañemos-, pero ‘La casa del dragón’ está brillando con especial fuerza en el retrato de sus dos grandes personajes femeninos.

Alrededor de todo ello hemos tenido más pequeños detalles destacables -ese rostro de preocupación de Viserys cuando ve a Daemon hablando con Rhaenyra-, pero el auténtico punto álgido ha sido ver la explosión de violencia de Ser Criston que le lleva a acabar de forma brutal con Joffrey Lonmouth, quien estaba mucho más cómodo ocupando una posición similar a la que a él le estaba comiendo por dentro. Es una curiosa forma de intentar reivindicar su honor, eso sí.

En definitiva, la partida por la sucesión de Viserys sigue avanzando a buen ritmo y aquí nos ha dejado un episodio quizá no a la altura de los episodio más Top de ‘Juego de Tronos’, pero sí que estaría en el siguiente escalón. Eso sí, esperemos que la serie en HBO Max todavía siga creciendo y termine de confirmarse como la gran serie de fantasía actual por encima de ‘El señor de los anillos: Los anillos de poder’.


La noticia

‘La casa del dragón’ (1×05): el mejor episodio hasta ahora trae otra boda sangrienta llamada a marcar un antes y un después en Poniente

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Mikel Zorrilla

.

Continuar leyendo

Más noticias en Entretenimiento

Las más leídas

Arriba