Síguenos en las Redes Sociales

Cuando Batman se enfrentó al hongo de ‘The Last of Us’… y estuvo a punto de perder en un cómic de hace 35 años

Entretenimiento

Cuando Batman se enfrentó al hongo de ‘The Last of Us’… y estuvo a punto de perder en un cómic de hace 35 años

Cuando Batman se enfrentó al hongo de ‘The Last of Us’… y estuvo a punto de perder en un cómic de hace 35 años

Hasta ‘The Last of Us‘, la variante zombi por infección de hongos (el fungizombi) no era muy popular. Hay algo en la naturaleza de un virus que nos atemoriza más, quizá porque los hongos los asociamos a cosas molestas pero no particularmente peligrosas, como el moho del baño o el pie de atleta.

Por ejemplo, en 2016 (3 años después del juego) se estrenó la película ‘Melanie. The girl with all the gifts‘, basada en la novela del mismo nombre escrita por Mike Carey, conocido guionista de cómics (¿la serie de ‘Lucifer‘? empezó como un cómic que escribía). Hay ejemplos anteriores en los años 20 y 80, pero no muy populares y menos aún en nuestro país. ‘The fungus’, por ejemplo, no parece muy destacable más allá de su portada…

En 1985, el escritor John Brosnan (bajo seudónimo), publicó una novela sobre una plaga fúngica

De ahí que destaque tanto este anual de ‘La cosa del pantano‘ de 1988 (publicado en nuestro país en 1992 y, hasta donde sé, no se ha vuelto a editar más). Aquí, el enemigo a batir es una variante del dichoso Cordyceps. Aunque claro, se trata de una aventura de la cosa del pantano: es la cabecera ideal en la que rascar entre las revistas de naturaleza en busca de amenazas relacionadas con la flora y la fauna.

Conocido en su casa a la hora de comer cerebros: la plaga que asola Gotham

El guión de Steven R. Bissette empieza en Luisiana, con la cosa del pantano durmiendo junto a su pareja. Está sumergido en el verde, la conexión entre todos los organismos vegetales, cuando se topa con una atmósfera gris y unas fibras blanquecinas que le cubren y le impelen a subir. Consigue zafarse de ello.

El primer encuentro de la cosa del pantano con el Gris, la conexión de todos los hongos.

En Gotham, esas fibras han llegado, a la vez, a una hormiga y a un trabajador con un arnés que cuelgan a muchos metros sobre el suelo, bajo la atenta mirada de Batman. El hongo, que aunque no se diga claramente, es el Cordyceps (la forense que analiza a la víctima dice que es de la familia de los hifomicetes), hace que las víctimas intenten subir lo máximo posible para poder desperdigarse con facilidad. Al final Batman termina infectado al exponerse hasta en dos ocasiones al peligroso hongo.

¿Y a dónde va a ir el murciélago a buscar respuestas? En la etapa previa de Alan Moore con la cosa del pantano, uno de los mejores cómics de la historia sin discusión, el protagonista llegó a amenazar Gotham y encararse a Batman para liberar a su pareja, por lo que nuestro superhéroe decide ir a Louisiana a buscar la ayuda del monstruo.

La explicación y la amenaza

Al final, la cosa del pantano encuentra a un Batman moribundo, que ya no puede resistirse al impulso de subirse a algún sitio elevado para que el hongo pueda extender sus esporas. Y te preguntarás, ¿qué puede hacer un avatar de las plantas contra una infección micótica?

La contaminación de la ciudad, siendo útil por una única vez

La cosa se comunica con el hongo, que le explica que siempre ha estado ahí y que, paradójicamente, lo que ha evitado su propagación son las condiciones de la vida en la ciudad, con la contaminación como principal culpable. Debe ser el único beneficio de un problema que mata, en España, a más de 10.000 personas al año.

Al final, Batman tiene suerte: la criatura usa la flora intestinal para rodear y expulsar cada fibra del cordyceps de su cuerpo, pero como le reconoce, el proceso es tan estresante que solo la excelente condición física del superhéroe le ha permitido sobrevivir. Todos los infectados están condenados y solo queda aislarlos y esperar su muerte.

A lo mejor a los seguidores de ‘The last of us’ les suenan estas imágenes…

La última escena tiene a la cosa del pantano sumergiéndose de nuevo en el gris, que es como se llama a la conexión entre todos los hongos, donde se le sugiere la presencia de un nuevo enemigo formidable, pero eso es otra historia.

El murciélago que sólo salvó su vida

Este cómic pertenece a la rama editorial que, en el futuro, se convertiría en la línea Vertigo, surgida de forma oficial un lustro después. Esta rama editorial de DC comics orientada a lectores adultos presentaba historias normalmente fuera de la continuidad superheroica o donde los superhéroes no pintan mucho.

En su etapa dentro de la cosa del pantano, Alan Moore representó a los cruzados con capa como entes ajenos, a veces intimidantes y, al mismo tiempo, incapaces de solucionar los problemas a los que se enfrentaba el protagonista de la colección, como la vez que Superman se infectó por una planta de Kriptón. Otro guionista inglés, Neil Gaiman, escribió en ‘Sandman’ que La liga de la justicia sólo servía para decirle al protagonista un par de pistas.

Batman tampoco puede hacer nada por las víctimas

Aquí, Batman solo reacciona a la desesperada hasta que es salvado in extremis, ya que la amenaza le sobrepasa por completo: hay un momento que se libra de casi toda la infección, pero como los afectados explotan en un montón de esporas, vuelve a contaminarse.

Y esto es un apunte interesante, porque remarca lo urgente y peligrosa que sería una epidemia de hongos como la que plantea ‘The Last of Us’. O dicho de otro modo: poco hubiera importado la existencia de superhéroes en el mundo del videojuego y ahora serie de HBO…

En Espinof | ‘The Last of Us’: todo lo que sabemos de la temporada 2 de la serie de HBO con Pedro Pascal y Bella Ramsey


La noticia

Cuando Batman se enfrentó al hongo de ‘The Last of Us’… y estuvo a punto de perder en un cómic de hace 35 años

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Adrián Álvarez

.

Continuar leyendo

Más noticias en Entretenimiento

Arriba
Generated by Feedzy