Síguenos en las Redes Sociales

Científicos traen a la vida cerebros «zombies» de cerdos que habían muerto

Tecnología

Científicos traen a la vida cerebros «zombies» de cerdos que habían muerto

Cuatro horas después de su muerte, las arterias de los cerebros de los cerdos se conectaron a un sofisticado sistema denominado BrainEx.

Científicos traen a la vida cerebros «zombies» de cerdos que habían muerto

«La ciencia nunca duerme», reza el famoso adagio. Y es que cuando se trata de avances en el campo de la neurociencia, la ciencia no para de sorprendernos.

Esta vez, un grupo de científicos de la Universidad de Yale ha conducido un experimento que ha permitido «revivir» los cerebros de cerdos decapitados, varias horas después de sus muertes.

Imagen cortesía de: News.Sky.com

Los investigadores científicos fueron capaces de analizar el tejido cerebral y determinar cuales células podían ser reactivadas. Para lograr su reactivación, los científicos lograron inyectar los tejidos cerebrales con un fluido rico en oxigeno que al parecer estimuló las células.

Aunque las funciones celulares retornaron, cabe señalar que su actividad es diferente a las células cerebrales con actividad de «conciencia». No se pudo establecer si las células reanimadas son capaces de enviar y recibir mensajes en el mismo modo que lo hacen las células de un cerebro viviente y consciente. A pesar de estas limitantes, el estudio demostró que luego de la estimulación cerebral, «el cerebro no estaba del todo muerto».

Uno de los líderes del equipo científico de la Universidad de Yale, el Prof. Nenad Sestan, fue muy específico en aclarar que el equipo no trajo literalmente a la vida el cerebro de los cerdos muertos, pero que nunca antes se había estimulado un cerebro muerto en la manera en que el equipo lo ha logrado.

“Este no es un cerebro viviente. Pero es un cerebro celularmente activo. Cuando iniciamos este estudio nunca nos imaginamos que podríamos llegar a este punto”, dijo el Prof. Sestan.

Esta investigación es increíblemente importe, ya que podría abrir nuevas vías en el tratamiento de desordenes y condiciones como derrames cerebrales, en donde el flujo de sangre se interrumpe, causando problemas de psicomotrocidad y cognitivos.

El diario The Guardian publicó que los investigadores «tomaron los cerebros de 32 cerdos que habían sido decapitados en un matadero.

Foto cortesía de TheGuardian.com

Se utilizó sangre sintética para estimular las células del cerebro muerto de cada cerdo.

“Cuatro horas después de su muerte, las arterias de los cerebros de los cerdos se conectaron a un sofisticado sistema denominado BrainEx, que bombea sangre sintética oxigenada a través del órgano. Este fluido contiene una gran cantidad de nutrientes, así como otras sustancias para abordar los procesos que conducen a la muerte celular, y la circulación se continuó durante seis horas. En ese momento, el equipo descubrió que el fluido circulante fluía con éxito a través de los vasos sanguíneos en el cerebro, incluidos los pequeños capilares, y que los vasos sanguíneos podían dilatarse en respuesta a un medicamento, mientras que el cerebro en general consumía oxígeno y glucosa, el fluido y el dióxido de carbono liberado regresan a tasas similares a las de un cerebro intacto ”, continuó diciendo el informe.

Prof. Tara Spires-Jones. Fuente: https://twitter.com/TSpiresJones

La Prof. Tara Spires-Jones de la Unviersidad de Edinburgh dijo que esta investigación puede ayudar el el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer.

“Una mejor comprensión de la función cerebral es importante para comprender qué nos hace humanos y también nos ayudará a tratar enfermedades devastadoras del cerebro como la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, este estudio está muy lejos de preservar la función cerebral humana después de la muerte, como se muestra en la caricatura Futurama, donde las cabezas se mantuvieron vivas en un frasco. «En cambio, es una preservación temporal de algunas de las funciones celulares más básicas en el cerebro del cerdo, no la preservación del pensamiento y la personalidad», dijo la profesora Spires-Jones.

 

Continuar leyendo
Advertisement
Click para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más noticias en Tecnología

Arriba