Síguenos en las Redes Sociales

Catarros durante el embarazo: descubre cómo prevenirlos y aliviarlos

Bienestar

Catarros durante el embarazo: descubre cómo prevenirlos y aliviarlos

Son muchos los síntomas que aparecen cuando una persona presenta un resfriado o catarro. Por lo que se recomienda mantener una serie de cuidados para aliviarlos, siendo el embarazo una etapa de más vigilancia

Catarros durante el embarazo: descubre cómo prevenirlos y aliviarlos

En varias ocasiones, pueden aparecer catarros en el embarazo que generan situaciones de dudas e incomodidades a las mujeres. Son muchos los síntomas que aparecen cuando una persona presenta un resfriado o catarro. Por lo que se recomienda mantener una serie de cuidados para aliviarlos, siendo el embarazo una etapa de más vigilancia.

Qué es un catarro

El resfriado común, o comúnmente llamado catarro, es una enfermedad de las vías respiratorias altas causada por un virus. Es una de las enfermedades más frecuentes y uno de los principales motivos por el cual se acude al médico de atención primaria.

La mayoría de los síntomas generan incomodidades en el día a día como rinorrea, estornudos, tos, fiebre y cefaleas. La duración de los mismos suele ser alrededor de 4-10 días.

No existe un tratamiento curativo para el diagnóstico de resfriado común. Al estar causado por un virus, el propio cuerpo generará el sistema de defensa contra él. Sólo existen medicamentos que permiten aliviar la sintomatología descrita, aunque en el caso de las embarazadas estos son muy limitados.

Cómo aparecen los catarros en el embarazo

La congestión nasal es el síntoma principal de los resfriados, seguido de tos y fiebre leve.

En la época de primavera y otoño es cuando más frecuentemente se ven casos de catarros en las consultas. La sintomatología suele comenzar con congestión nasal o tos y van aumentando a medida que pasan los días. Lo más frecuente es que aparezca sin fiebre, aunque su aparición no es un dato alarmante si no supera los 39 ºC.

Durante el embarazo, sobre todo en las primerizas, se tienen muchas dudas relacionadas con la sintomatología que se presenta y también sobre cómo afectan las enfermedades al futuro bebé.

Los virus responsables de los resfriados no afectan al desarrollo de los bebés durante el embarazo, con lo cual no existen riesgos para la salud. Sin embargo, siempre es conveniente acudir a las revisiones ginecológicas e informar de los cuadros que se han padecido durante el mismo.

Técnicas para prevenir la aparición de los catarros en el embarazo

El lavado de manos es la principal técnica de prevención para evitar el contagio de resfriados.

La mejor técnica y más efectiva para evitar contagio de infecciones es el lavado de manos. El contagio suele producirse por las llamadas «gotas de Flügge», las cuales se expulsan cuando hablamos, tosemos o estornudamos y son las pequeñas gotas de saliva que no son visibles habitualmente.

Muchas personas se piensan que lavarse las manos es un procedimiento a realizar solo cuando se va a cocinar, pero conviene tener la costumbre de realizar adecuadamente la higiene en varias ocasiones durante el día. Gracias a ello, se reduce considerablemente el riesgo de infecciones. 

Se recomienda evitar estar en contacto con niños o personas mayores con sintomatología similar. Si se tiene hijos y están resfriados, conviene recomendarles el lavado de manos frecuentemente y evitar compartir alimentos o bebidas. No dar besos en la boca es otra de las medidas a tener en cuenta cuando se tiene sintomatología de resfriado.

«No te automediques. Antes de tomar cualquier medicación debes consultar previamente con el médico».

Qué hacer cuando queremos aliviar los síntomas catarrales

Cómo hemos comentado previamente, el resfriado común aparece por virus y no existe tratamiento curativo para los mismos. Todos los remedios y medicamentos farmacológicos que existen buscan reducir las molestias que generan los síntomas asociados a esta enfermedad.

Una de las principales medidas que una mujer debe tener presente cuando tiene catarros en el embarazo es evitar automedicarse. El tratamiento farmacológico debe ser prescrito por un médico y se debe reducir y eliminar por completo el consumo de medicamentos por recomendación o por uso frecuente.

Existen remedios caseros que mejoran la sintomatología y que pueden practicarse frecuentemente y de forma sencilla:

  • Lavados nasales con suero fisiológico: favorecen la expulsión de las secreciones y el arrastre.
  • Inhalación de vapores: permiten fluidificar las secreciones y así favorecer que puedan ser expulsadas con mayor facilidad.
  • Hidratación: beber mucho agua favorece la hidratación de las células y facilita la expulsión de los fluidos.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras: mejora la ingesta de vitaminas esenciales para nuestro sistema inmunológico.

Finalmente, recordar que si estás embarazada no debes automedicarte. Opta por soluciones naturales que alivien los síntomas del resfriado y consulta con tu médico en caso de duda.

Continuar leyendo
Advertisement
Click para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más noticias en Bienestar

Arriba